FEDERICO GARCÍA LORCA
 
INTRODUCCIÓN

Federico García Lorca: Poema La cogida  y la muerte (a las cinco de la tarde)

 

Un ataud con ruedas es la cama

a las cinco de la tarde.

Huesos y flautas suenan en su oído

a las cinco de la tarde.

El toro ya mugía por su frente

a las cinco de la tarde.

El cuarto se irisaba en agonía

a las cinco de la tarde.

A lo lejos ya viene la gangrena

a las cinco de la tarde.

Trompa de lirio por las verdes ingles

a las cinco de la tarde.

Las heridas quemaban como soles

a las cinco de la tarde,

y el gentío rompía las ventanas

a las cinco de la tarde.

A las cinco de la tarde. 

¡Ay, que terribles cinco de la tarde!

¡Eran las cinco en todos los relojes!

¡Eran las cinco en sombra de la tarde! 

   
   
Webquest elaborada por SONIA VIGO GONZALEZ con